Experta en coaching profesional

Soy Laura González García


Integradora Social, Mediadora y Educadora Emocional, Experta en Life Coach, Coach Empresarial y Nutricional, además de Terapeuta en Liberación Emocional con EFT, Método Ho’oponopono, Sedona y Coaching.

 

Mi trabajo siempre estuvo unido a trabajar con diferentes colectivos tanto de manera individual como grupal. Llevo 5 años trabajando como Técnica de Inserción Sociolaboral en Asturias en el Departamento de Servicios Sociales de un Ayuntamiento, atendiendo a usuarios/as del salario social y a todas aquellas personas que requieran de un itinerario individualizado de orientación laboral para mejorar su empleabilidad a través de formaciones y búsqueda de empleo.

Desde bien pequeña tenía claro que quería trabajar con las personas: Acompañando, asesorando, guiando, a través de la observación, la escucha activa, la empatía, para que con ello no se sientan solos al dibujar su proyecto de vida y llegar así a alcanzar sus objetivos, metas y sueños, soltando y limpiando miedos, creencias, bloqueos, pensamientos de uno mismo.

Estoy formada en PNL, Técnicas de Liberación Emocional (EFT, Método Sedona, Ho´oponopono), Comunicación, Risoterapia, Inteligencia Emocional y muchas otras certificaciones vinculadas al Crecimiento y Desarrollo Personal.

Colaboro con diferentes entidades impartiendo formaciones de: Monitor/a de Tiempo Libre, Monitor/a de Comedor Escolar y Transporte Escolar, Risoterapia y un largo etc.

A día de hoy son cada vez más el número de empresas que contactan conmigo no solo para realizar procesos de Coaching Individual o Grupal a sus equipos de trabajo, sino para impartir formaciones orientadas a mejorar ciertos aspectos como Equipo de Cohesión Grupal, Inteligencia Emocional, Gestión de Liderazgo, etc.

Entre mis pasiones están: Viajar y conocer otras culturas, pasear por la montaña y cerca del mar, mi familia, amigos, mi compañero de aventuras y sin lugar a dudas mis dos 4 patas Ares y Bimba que con ellos he conocido aún más lo que es la Lealtad y el Amor Incondicional.

Mi concepto del Coaching

El Coaching es un proceso en el que la protagonista eres tú. Es como una pequeña voz interior que todos tenemos dentro, que nos habla y que una y otra vez nos recuerda que, si podemos, y que solo tenemos que estar dispuestos a creer en nosotros y dar el paso hacía ese maravilloso cambio posible, con el que tantas veces hemos soñado para pasar al siguiente eslabón. Siempre desde tus propios deseos, decisiones, pasos y, en definitiva, tu propio camino.

¿Qué te aporta el coaching?

Conocerte mejor

Saber cual es tu camino

Conseguir lo que realmente te propones

Sacar mayor provecho al potencial que tienes

Descubrir lo que quieres

Tomar decisiones que llevas postergando mucho tiempo.

Ponerle voz a todas esas respuestas, reflexiones que tienes contigo mismo.

En definitiva ser consciente de quién eres, lo que quieres y tomar las riendas de pasar a la acción.

¿En qué consiste una sesión de Coaching?

Las sesiones se llevan a cabo en un espacio de total confidencialidad. Al inicio del proceso, las sesiones serán semanales y, posteriormente, quincenales para que puedas aplicar e interiorizar lo que te has propuesto. Cada sesión es tu momento, el tiempo que decides dedicarlo a ti y el momento en el que yo te acompaño. Por eso es importante que tengan lugar el mismo día de la semana, y a la misma hora, que hayamos acordado previamente.

Comenzamos por definir el objetivo a conseguir. Saber qué quieres y para qué lo quieres es fundamental para dar el siguiente paso. Una vez establecido el objetivo, nos ponemos manos a la obra para descubrir lo que te impide conseguir esa meta, lo que depende de ti para conseguirla y los pasos que tendrás que dar para acercarte, sesión tras sesión, a ese gran objetivo.

A veces los impedimentos tienen forma de creencias, miedos, inseguridades, dudas que nublan tu potencial interior. Por eso es súper importante que conozcas tus fortalezas, virtudes, valores, para vivir acorde con quien realmente eres. Nadie nos puedes sacar de donde no queremos salir, ahora si estás decidido a dar el paso a ese cambio yo te guío, te animo a dar ese primer paso, y los siguientes hasta llegar a tú meta, no te dejaré solo ni un segundo en el camino hasta que veas tú vida como realmente siempre has soñado. Por tú parte solo requiero voluntad, compromiso y responsabilidad.

Diferencias con Terapia Psicológica

Es lo primero que he comentado al inicio, un proceso de coaching y un proceso terapéutico con un psicólogo o terapeuta son cosas muy diferentes. Por lo tanto, en ambos procesos se emplean técnicas y recursos diferentes.

  • La terapia únicamente la puede realizar un psicólogo clínico especializado, el terapeuta.
  • En coaching no se exige la carrera de psicología, el coach.
  • En terapia sí se interviene, se trabaja con personas con sintomatología. marcada o patologías, tales como ansiedad, estrés, depresión…
  • En coaching se acompaña a personas sin un malestar marcado.
  • En terapia se habla de pacientes.
  • En coaching se habla de clientes, coachees o pupilos
  • En terapia se pautan objetivos terapéuticos para aliviar dolor, reducir malestar, mejorar calidad de vida y profundizar en ciertos aspectos de la vida, personalidad, forma de pensar…
  • En coaching se marcan metas a alcanzar.
  • En terapia se pueden trabajan aspectos del pasado.
  • En coaching se centra en el presente y futuro.
  • En terapia se trabaja de forma más pausada.
  • En coaching se avanza de forma más rápida, dinámica y son procesos más cortos.

Puede que el coaching sea para ti si…

  • Quieres conocer cuáles son tus fortalezas para sacarles el máximo partido.
  • Tienes un objetivo claro y no sabes cómo conseguirlo.
  • Te sientes desorientado/a o sin un objetivo claro.
  • Tienes una nueva responsabilidad, o un cambio en tu vida y quieres prepararte bien para afrontarlo con éxito.
  • Te cuesta conseguir lo que te propones, parece que las cosas ocurren de forma que no consigues tus metas.
  • Te cuesta mucho desconectar del trabajo y crees que tu vida no tiene un ocio de calidad con el que disfrutas de una vida plena.
  • Quieres conocerte mejor para desarrollarte también mejor de manera personal o profesional.
  • No sientes un equilibrio en tu vida.