Coaching

El Coaching es un proceso en el que la protagonitas eres tú. Es como una una pequeña voz interior que todos tenemos dentro, que nos habla  y que una y otra vez nos recuerda que si podemos, y que solo tenemos que estar dispuestos a creer en nosotros  y dar el paso hacía ese maravilloso cambio posible, con el que tantas veces hemos soñado para pasar al siguiente eslabón.

Siempre desde tus propios deseos, decisiones, pasos y en definitiva, tu propio camino.

¿Qué te aporta el Coaching?

Conocerte mejor

Saber cual es tu camino

Conseguir lo que realmente te propones

Sacar mayor provecho al potencial que tienes

Descubrir lo que quieres

Tomar decisiones que llevas postergando mucho tiempo.

Ponerle voz a todas esas respuestas, reflexiones que tienes contigo mismo.

En definitiva ser consciente de quién eres, lo que quieres y tomar las riendas de pasar a la acción.

¿En qué consiste una sesión de Coaching?

Las sesiones se llevan  a cabo en un espacio de total confidencialidad.

Al inicio del proceso, las sesiones serán semanales y, posteriormente, quincenales para que puedas aplicar e interiorizar lo que te has propuesto. Cada sesión es tu momento, el tiempo que decides dedicarlo a ti y el momento en el que yo te acompaño. Por eso es  importante que tengan lugar el mismo día de la semana, y a la misma hora, que hayamos acordado previamente.

Comenzamos por definir el objetivo a conseguir. Saber qué quieres y para qué lo quieres es fundamental para dar el siguiente paso. Una vez establecido el objetivo, nos ponemos manos a la obra  para descubrir lo que te impide conseguir esa meta, lo que depende de ti para conseguirla y los pasos que tendrás que dar para acercarte, sesión tras sesión, a ese gran objetivo.

A veces los impedimentos tienen forma de creencias, miedos, inseguridades, dudas que nublan tu potencial interior. Por eso es súper importante que conozcas tus fortalezas, virtudes, valores,  para vivir acorde con quien realmente eres. Nadie nos puedes sacar de donde no queremos salir, ahora si estás decidido a dar el paso a ese cambio yo te guío, te animo a dar ese primer paso, y los siguientes hasta llegar a tú meta, no te dejaré solo ni un segundo en el camino hasta que veas tú vida como realmente siempre has soñado. Por tú parte solo requiero voluntad, compromiso y responsabilidad.